Saturday, April 21, 2007

Bueno.........

Pues realmente no he tenido oportunidad de escribir sobre mi viaje a Europa, y pues ni fotos he puesto aquí, ( aunque si visitan la página en inglés podrán ver fotos, http://xcyan.blogspot.com ). Y pues lo que pasa es que la pinche biblioteca la hace de tos, no me deja usar mis fotos para nada, ni siquiera puedo abrir las fotos y verlas, en fin.

Llegué el 28 de Marzo a la muy bella ciudad de París, resulta que no pude tomar una foto de la antenota esa que tienen, por que el aeropuerto Charles de Gaulle está a las afueras de la ciudad y, pues mi avión llegó del oeste, asi que ni cruzamos la ciudad, yo no sabía que hay 3 aeropuertos para París, pero más sobre eso después. Ya saliendo de el metro, lo primero a lo que le tomé foto, fue a un carrusel bien chidote que está frente al Hotel de Ville, ojo, Ville, no Villa, ya quisiese Yo que el Hotel tuviera mi apellido, aunque pues Ville vendría siendo le versión francesa de Villa, jeje. Y bueno, como es acostumbrado, empecé a tomar fotos a diestra y a siniestra, como nos quedamos con el Tekla y el Andrés, dos cuates de mi compa Hernán, pues fuimos directo para allá a dejar las petacas, conocí a los que nos hospedaban, y pues son buen pedo, pero el deber llamaba, asi que a la calle.

Notre Dame está de poca, el Senna ni se diga, grandote, aunque se ve sucio, caminamos a lo loco, tomé tantas fotos que Hernán ya se había hartado de eso como a la hora, la neta, París es de una ciudad 100% fotogénica, asi que es difícil tomar una mala foto.

Pero los Campos Elíseos están de poca, el Arco del Triumfo ni se diga, y tenía años queriendo visitar el Arco, y pues por fin se me hizo, ;). Lo cierto es que el primer día en París fue el mejor de todo mi viaje, y vaya que fue un buen viaje, tendré que regresar, pero por lo pronto, tendré que revivir memorias con todas las fotos que tengo, y ya pondré algunas, denme tiempo, hasta pronto.

5 comments:

El detective amaestrado said...

Un viaje te cambia por siempre...

Caiguar said...

Es mi sueño ir a Francia, aunque Italia me ofrece oportunidades de estudio, en sí Europa me parace bellisimo. algún día me tocará ponerme la mochila, por lo mientras sólo he viajado por los libros. ando con literatura israelí y verdaderamente es otro mundo.
quien dice que no se puede viajar con lo libros?

Cynthia McNaught said...

Sin algo k ver con Europa, debes saber que mi corazón te pensó, te juro que te recordó...pero a veces existen situaciones que nos descontrolan, ya te contaré. Te escribo hoy 25/04/07, que se cumplen justo 10 años desde que nos conocemos, 10!! Era viernes y a las 23:00 aproximadamente fue que fuiste por mi al autobús y me ayudaste con las maletas y caminamos a tu casa y entonces me hospedé en tu pieza y así mi cariño para tí por siempre.

Muñequita said...

Borrego, quiero agradecerte tu mensaje de bienvenida en mi blog, sabes que soy principante en esto. Me encantó la manera que comentas tu viaje a Paris. Seguro que es una ciudad cautivadora, me hiciste evocar lindos recuerdos. Yo tuve la oportunidad de estar allá hace casi 6 años y en realidad que me "atrapó", yo no me quería regresar, sentí una conexión increible con las fibras más finas de mi ser...es como si hubiera tenido la sensación de haber vivido ahi antes, de sentir todo eso como parte de mi ser, de mi vida, de pertenecer a ese entorno!...nunca me sentí rara, ni con la necesidad de cuidarme, o como una extraña en tierras desconocidas, no se si te ha pasado, es una sensación que te da cuando estas en un terreno que no es el tuyo, donde todo es tan ajeno a ti. He tenido la oportunidad de viajar a varios lugares del mundo (en realidad no tantos como quisiera, espero poder viajar mucho más!)y en ninguno me había sentido como en Paris. ¡Me quería quedar a vivir allá!... también conocí Italia que había sido el sueño de toda mi vida, pero la verdad es que Paris me dejó algo muy especial que me cuesta trabajo describir. Conocí Versalles y la tumba de Napoleón. Versalles es lindo, tan grande que hasta me cansé de recorrerlo. Tienes tantas cosas que admirar que no te alcanza el tiempo para todo (ni el dinero!, porque si te quieres subir a ver o a tomar fotos a cuanto monumento se pueda necesitas un buen de dinero extra). Subí a la Torre Eiffel, (pero como caballo tapandome los ojos para no mirar a los lados porque me daba miedo la altura!), pero fue agradable... siempre me imagine que subir a la torre Eiffel iba a ser una experiencia romántica en la cual el amor de mi vida me declarara su amor (por primera o enésima vez, no importa)... mi sueño era recibir mi "argolla de compromiso" (metaforicamente) desde lo alto del máximo símbolo de la Ciudad del amor... ¡y el susodicho ni en cuenta!, el lo que quería era tomarse fotos hasta la parte más alta y ver como se veía la Ciudad desde allá... y yo, pues simplemente me quedé con las ganas y mi idea romántica guardada en la mente por más tiempo... a ver si en un viaje posterior se me hace!. En cuanto tenga tiempo me echo un clavado a tu blog donde dices que pusiste las fotos. ¡Saludos!

Caiguar said...

sonríe, el mundo aún existe para algunos.
un beso.
adiós