Tuesday, November 21, 2006

Noche Fría

Me desperté entumido, con el helado aire de las cuatro de la mañana rodeándome, privado de calidez y drenado de vida logré de alguna manera levantarme, pero no por mucho tiempo. Caminando a través de la sala, voy a la cocina por algo de agua, tomándome un vaso no logro hacerle nada a la sed y al hambre que he sentido por años... sed de alegría... hambre de vida... el agua no le hace nada... decidiendo sentarme en el patio trasero le abro la puerta a la noche, jalo una silla hacia mí y lo mismo hago con mi camisa para combatir el frío, tomo asiento, tiemblo, froto mis brazos para darme un poco de calor, pero de nada sirve, dejé de fumar hace más de un año, pero esta noche, nada importa, así que enciendo un cigarrillo que queda de la llamada "fiesta" que parece haberse difuminado, la vieja y familiar sensación de la Nicotina no me calma, o al menos, no lo suficiente como para lograr una diferencia en la manera como me siento... asi que sigo fumando, alienado del mundo, el humo que sale de mis pulmones parece una puta metáfora de mis sueños, se disuelve convirtiéndose en nada en la obscura y fría noche después de haberme envenenado por dentro, después de darme una momentaria placentera ilusión... sigo fumando.
Después de un rato el tabaco se ha acabado, al igual que la noche y mi deseo por continuar viviendo, asi que me pregunto "¿Ahora qué?", asi que me respondo "Ahora nada", esa voz hablándome de nuevo, diciendome qué hacer, pero ahora la canción es diferente.
Lo que tienes que saber es que yo siempre fui incapaz de esto.
Lo que tengo que decirte es que sin importar qué, siempre logré mantener la cara al frente, levantarme cuando me caía, chingaderas de ese tipo.
Esta noche no, esta vez no. Todavía no sé cómo es que las cosas cambiaron, pero en algún momento el mundo dejó de importarme, en algún punto se me acabó la fuerza, y así pasó que colapsé, igual que un boxeador que ha recibido demasiados golpes y ha seguido, seguido y seguido hasta que la fatiga y el daño lo han quebrado, de igual manera caí a la lona, de cara y sin más pelea en mí.
Por cierto, una golpiza de ese tipo duele a lo cabrón.
Asi que ahí estoy, en esa mendiga silla de patio mirando hacia el cielo y preguntándome... preguntándole a la noche... a quien sea, por un motivo para levantarme, buscando la fuerza que he generado tantas veces, pero en vano, me da asco la idea de levantarme, el mirar al frente y verme ante otro pinche día, hora, minuto... sí, no vale la pena pelear por otro minuto de esta mierda.
De eso es lo que me doy cuenta.
Ahí es a donde he llegado, en lo que me he convertido.
Así que a la chingada con todo, a nadie le va a importar que me quebré, no le va a imoprtar a nadie que se haya aventado la toalla y, que el tamaño de la pelea en mí no dió el ancho.
Y por eso es que estoy aquí, así es como llegué a este punto de mi vida, la soledad es una perra malagradecida, entre más la conoces, peor te trata.
Es interesante como algo que he visto cada día de mi vida repentinamente se convierte en foco de toda mi atención, es curioso como mi muñeca izquierda de la nada se convierte en algo tan invitante, pero necesito algo afilado para lo que voy hacer, mi navaja de bolsillo que he llevado conmigo para todas partes resulta perfecta, tiene una hoja de a penas unos tres centímetros, pero es suficiente para lo que quiero hacer, "penetrar y jalar" no quiero titubear, no es algo para hacer a medias, así que si encajo de un golpe mi navaja y la jalo hacia mí quedará hecho, en dos rápidos movimientos, debería solo tomar un segundo, un segundo para terminar una vida.
Parece ser que la creencia popular es que el suicidio es una manera desesperada para solucionar problemas, que al no encontrar respuestas o maneras de mejorar una situación, uno termina matándose, nunca entendí la opinión de que el suicidio es lo más egoísta que se puede hacer, y que eso es, a final de cuentas, lo que motiva una acción para la muerte propia. Ahora, en la Noche Fría que me rodea, veo que el suicidio no es un medio para solucionar lo que te tumba, sino que es un fín es sí mismo, que el tener un profundo deseo por cortarse las venas y anhelar el sentir como la vida se escapa no es solución a nada, y eso es lo clave, que es el fin de todo, que no se trata de no poder corregir lo que está mal, sino que no puedes encontrar razón ni motivo alguno para intentarlo siquiera, busqué, juro que busqué una sola razón para no hacerlo, y nada encontré, retirando la hoja de mi muñeca tratando de convencerme de no hacerlo solo parece un error, lo único que está bien, lo único que tiene sentido alguno en este momento es cortar, nada más importa, y la paz que me produce la idea de matarme me asusta, pero es lo que quiero.
Lo que tengo que decirte es que siempre fui incapaz de esto.
Lo que tienes que saber es que el suicidio siempre me pareció una idea estúpida y cobarde. Pero aquí estoy, listo, deseoso, y hecho a la idea, el no tener que levanarme mañana, no tener que preocuparme por lo mundano de la vida es, sorprendentemente, una idea exquisita, y veo a mi alrededor para asegurarme de que no haya quien me pueda detener, con eso de que cortarse las venas no es lo "correcto" pues, tengo que estar solo, ( físicamaente solo ), para poderlo hacer, son las oscuras horas de la madrugada y todos los que no se han ido de la fiesta están borrachos y dormidos en alguna parte de la casa, pero no puedo hacerlo aquí en el patio, me encuentra alguien y me llevan al hopital, lo que menos quiero en esta noche es atención médica.
Lo que quizá no sepas es que se necesita privacidad para hacer algo de lo que todos van a hablar.
Lo que probablente nunca has contemplado es que se necesita tiempo para desangrase por las venas de la muñeca izquierda. Asi que tendré que cortar la derecha, espero no fregarme los tendones de la siniestra, al menos no tanto como para perder la habilidad de cortarme la diestra. Es curioso lo que pasa por la mente cuando uno está decidido. ¿Pero dónde? Pues el baño, que es un cliché, pero voy a llenar la tina de agua caliente, desnudarme y desangrarme............pero...... que yo sepa sólo hay un baño, ha de haber uno en el segundo piso pero, no puedo subir y abrir el agua sin llamar la atención, en la sala todos están borrachos y no se van a dar cuenta de que alguien abrió la llave de la tina, bien, entoces ahí es que voy a... pero.... si uno de ellos se levanta a orinar, que a huevo pasa, se va a dar cuenta de que alguien se encerró en el baño y se niega a contestar, que se niega a abrir la puerta, que algo está mal, mierda, si abren la puerta y no estoy muerto estos pendejos me salvan la vida, o mejor dicho, me impiden la muerte. Lo que menos quiero esta noche es asistencia médica, o de tipo alguno, esta ni es mi casa, no puedo correrlos para que me dejen sólo con mi navaja, MIERDA, mmhhhh, me la rifo, al cabo que no ha de tardar mucho el deshacerse de varios litros de sangre....¿o sí?.....MIERDA.... No me la puedo rifar, es demasiado lo que está en juego, esta sí es una cuestión de vida o muerte, y no puedo darme el lujo de fallar, pero no veo cómo, MIERDA.
Asi que me siento a contemplar mis opciones, y no me gustan, asi que termino sentándome en la computadora, no sé por qué, pero lo hago, mando un par de correos a gente que conozco, gente que me gustaría se informásen de mi muerte, que aún planeo hacer tan pronto como se levante fulano a orinar y se vuelva a dormir, y terminé consultando a Google, que todo lo sabe, sobre el suicidio.
Lo que apuesto no sabías es que si escribes "Suicide" y seleccionas la primera opción, lo que te sale es una página tratando de convencerte de que no te mates.
Lo que quizá no sepas es que no sirvió de mucho, que el hastío estaba igual y que el deseo no se vió alterado por eso.
Lo que sí te tengo que decir es que la inercia se pierde, que cuando el sol sale, el frío disminuye con la obscuridad, y me refiero a más de un tipo de frío y mas de una clase de obscuridad. Cruda, lo que me queda es una resaca, así como si hubiese tenido demasiado alcohol en mi cuerpo, y mi sistema estuviera adolorido, entumido y agotado por el proceso de desintoxicación, igual me siento, pero lo que se esta purgando es esa poderosa necesidad de terminar todo, de matarme, y aunque la idea no se va de mi mente, y me sigue pareciendo exquisita, mi cuerpo ya no me lo está pidiendo, lo que en un momento necesité y que cada fibra de mi cuerpo anhelaba, se está desvaneciendo capa por capa, y así quedo, vulnerable, desorientado, sorprendido y sin idea alguna de qué chingados hacer.

Esto fue hace poco mas de un año, y mucho ha cambiado desde entonces, pero lo que mas destaca es, la forma en que veo la existencia humana, sé que el suicidio es diferente en todos los casos, sé que es muy difícil entender algo tan extremo y definitivo, y honestamente creo que, al menos que la persona haya estado en esa situación, no va a poder entender por completo lo que sucede, el por qué, y quizá es mejor así, a nadie le deseo que se vea en la situación que yo me ví, en un mundo perfecto, nadie tendría que pasar por eso, pero agrezco el haber pasado por ahí, lo que no te mata te hace mas fuerte, me costó trabajo meterme de nuevo a la pelea, pero ya llevo varios rounds extras, y aunque no tengo idea de cuando termine el encuentro, sé que voy a darle el todo por el todo, hasta el final, hasta que la vida me cuenta al diez.

7 comments:

Mau said...

No te juzgo
lo que uno hace con su vida
y con su muerte es asunto privado

solo quiero hablar de algo que mencionas en tu post.

Aunque para ser sincera me identifico al 100% con el...

pero puntualizo esta frase: "la soledad es una perra malagradecida, entre más la conoces, peor te trata"

Rayos! no puedes tener mas razon!!!

Nada, suerte con tu decision de seguir vivo...

Patricia Mata said...

Hola, ya cambié de página "La opinión clamorosa de las cloacas" es ahora parte de los "malandantes pensamientos"

www.bisbiseo.blogspot.com

Nos estamos leyendo.

Paulo Sempre said...

Ok. very nice.
Ok. Muito bom
Abraço
Paulo
Portugal

Anonymous said...

Pues si, parecido; hasta la navaja y los deseos. claro!, yo también me salvé y la soledad puede ser tan buena como para matarte en la imaginación y quitarte el deseo en la pluma y el papel o tan mala para hacer realidad las ansias. si te salvas valoras, no hay quien valore más que él que decide vivir.
Me agrada cómo escribes, te transporta

Kika said...

Yeah! Morirse de vez en cuando es cosa sana. Uno debería morir cada dos meses, más o menos. Matarse a los fantasmas de adentro, clavarse una navaja en el cerebro y desangrar ideas que lo hagan despertar de ese letargo.

(El texto está bien excrito, con sus detalles, pero bien escrito. Buen ejercicio. Felicidades.)

Un abrazote, grande y hasta Denver (¿ves cómo se estiran mis brazos como ligas?)

βŁ∂ИcHїт∂ ʚïɞ said...

te lo digo una vez más LAS ALMAS NUNCA SE ENCUENTRAN POR CASUALIDAD...

hoy sé que existe una enorme razón por la cual dejaste esa navaja y no te cortaste las venas, hoy te diré que yo lo intenté 2 veces, y al final, solo logre verme tirada en el piso del baño (la escena clásica) llorando y esperando que algo me rescatara de ahi, me sacara de ese hoyo...
¿qué cómo salí de él? no lo sé, creo que aún estoy dentro....

looser_0274 said...

Ahora se por que me entiendes lo que escribo a veces cuando veo las cosas y las causas perdidas y quiero mandar a todos ( yo incluido ) al mismo infierno.
Tambien creo haber estado en tu caso en mas de una ocasion pero no encontre fuerzas para hacerlo, aunque puede ser que se necesiten mas fuerzas para continuar que para rendirse.
UN ABRAZO MI BORREGO AMIGO.
R.