Friday, March 31, 2006

Resignación

Como siempre yo espero,
sentado con el alma en mano,
y la esperanza en el suelo,
espero a la amiga,
nunca a la mujer,
acompaño a la amiga,
que de otra forma no me puede ver.
Esto es mi vida,
a esto estoy acostumbrado,
sólo, vagando por el mundo,
una amiga caminando a mi lado.

4 comments:

Kika said...

Si bien se puede esperar con el alma en la mano, también se puede esperar con el alma adentro. A muchas mujeres nos gustan los hombres completos.

(Felicidades por tu nuevo espacio. Welcome to the jungle, míster.)

Un abrazo.

diana said...

quien es tu amiga? o es amigo? que sería!?

diana said...

quien es tu amiga? o es amigo? que sería!?

Borrego said...

¿Que quién es? Pues una persona MUY importante para mi, una angelita que tuve la fortuna de tener en mis brazos, pero no por mucho tiempo, definitivamente no por suficiente tiempo.